Historias

¡Me siento de veinte cumple un año!

1 enero, 2018

¡F E L I z 2018 !

Este año que comienza les deseo lo mejor del mundo y les platico que este mes tengo una razón más para celebrar el inicio de este año.

¡​Este blog cumple un año!​

Y como todos los cumpleañeros anda estrenando formato y sección…

Doce meses y 60 posts después de haber comenzado con este proyecto confieso que se ha convertido en un montón de cosas para mi, es una pasión, un medio de expresión, un sano entretenimiento, una fuente de conocimiento y aprendizaje continuo, etc.

Después de dos meses de pasar horas frente a la computadora viendo tutoriales, leyendo libros y ojeando manuales tratando de aprender apenas lo básico para lanzar un blog, el primero de enero de 2017 con mano temblorosa le di click a el botón de publicar.

No sé cómo no me dio un infarto de los nervios, el miedo a regarla me hizo dudar todo el tiempo, pero finalmente me decidí a actuar y materializar la idea que me daba vueltas en la cabeza desde hacia tiempo.

¡Que bueno que lo hice ! Cada día que pasa me convenzo más de que no pude haber elegido una mejor manera de iniciar el año.

Hay posts que tienen fecha de 2016 pero en realidad fueron publicados todos el mismo día: El primero de enero de 2017.

A los posts les puse la fecha en que los escribí para que las personas que visitaran el blog en sus inicios no se toparan con un sólo artículo publicado.

Para ser honesta pensé que a los dos meses ya no iba a saber sobre qué escribir, pero he descubierto que la etapa por la que estamos pasando da mucha tela de dónde cortar.

Todavía hay muchas cosas que les quiero platicar. También cuento con todas esas experiencias de vida que muy amablemente me pasan mis amigas y me piden que de a conocer a través de este espacio. 

¿Qué sigue?

Pues déjenme les cuento que los planes para este año que inicia son seguir entreteniendo e informando a mis fieles lectoras (son tres más o menos).

Además a petición del público en general (mi familia y las tres amigas que bajo amenazas me leen), este año que viene:

UNO: Cambiaré el formato de el mail que reciben mis suscriptoras (es) para hacerlo un poco más atractivo porque la verdad el que tengo da miedo de lo feo que está.

DOS:Empezaré a incluir un post de: 

moda para cuarentonas, cincuentonas y demás onas.

Muchas amigas me han comentado que están pasando por una segunda adolescencia en cuestión de moda, y créanme que las entiendo a la perfección porque yo así estoy. Esa etapa tan incómoda la recuerdo como si hubiera sido ayer. ¿Se acuerdan?

Ya no entras en las tallas de niña pero la ropa de el departamento de damas(en la que sí cabes) se te ve fatal.

Quién iba a pensar que treinta y cinco años después en esas ando otra vez  🙄, ya no me siento cómoda vistiendo algunas cosas que todavía están haciendo bulto en mi closet, y tengo miedo de incorporar otras que me parecen demasiado maduras para la edad que tengo.

Como les comentaba en este post no quiero parecer mi hija pero tampoco quiero parecer mi mamá.

Estoy a años luz de ser una fashion blogger. Ni queriendo y echándole muchas ganas podría incluir un post diario del conocido LDD (Look del día), porque de hacerlo tendría que empezar a repetir atuendo exactamente a las dos semanas jajaja.       

Pero habiendo hecho esta importante aclaración, espero que el post les sirva para quebrarse un poco menos la cabeza a la hora de vestirse.

Ojalá también les ayude en esos días en los que te paras frente al closet y te quedas en estado de contemplación, la mente se te pone en blanco y no te ocurre ninguna combinación diferente a todas aquellas que ya te sabes de memoria y te tienen harta.

Aquí las espero para que juntas sigamos recorriendo esta etapa de la vida, le demos vueltas al guardarropa, intercambiemos ideas y le saquemos provecho a todas y cada una de las cosas que tenemos ahí guardadas.

Ya no tendremos veinte años ni seremos talla 6, pero como bien decía Audrey Hepburn:

 

“La elegancia es la única belleza que no se marchita”



æ

You Might Also Like

Deja tu comentario.

Dejar un comentario

Las diferencias nos enriquecen, el respeto nos une.